domingo, 26 de octubre de 2014

ÉBOLA, ESA INVERSIÓN DE FUTURO




¿Qué es el ébola?¿De dónde viene?¿Por qué ahora? Creo que estas son la tres preguntas que nos hacemos todos. Aparentemente tienen una fácil respuesta, pero si analizamos todos los hechos nos damos cuenta de que hay cosas raras, demasiado raras, y, como siempre, tan sólo hay un sospechoso, el ser humano.

Empecemos por aclarar lo más obvio, ¿qué es?, bueno, el ébola es un virus que apareció por primera vez, de forma oficial, en la República Democrática del Congo en el año 1976. Los síntomas van variando conforme pasan los días del infectado. Al principio aparece fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de cabeza y garganta. Pasado, más o menos, una semana de los primeros síntomas, aparecen la diarrea y los vómitos, acto seguido vienen las erupciones, normalmente hemorrágicas, tanto en el interior como en el exterior del cuerpo, lo que termina llevando a la muerte al infectado por pérdida de sangre.

El virus se contagia a través de los fluidos corporales, sangre, heces, saliva, orina y sudor. Se nos está diciendo que el virus que no se contagia por el aire, esto es hasta cierto punto falso. Es cierto que el virus no se transmite estando al lado de una persona infectada, pero si esa persona tose o estornuda, las partículas que salen de boca o nariz que se quedan en el aire si son contagiosas y si entrasen en contacto con nuestra nariz, boca o cualquier pequeña herida que tuviéramos, estaríamos infectados también. La tasa de mortalidad del virus se sitúa en el 90% y, hoy por hoy, no tiene cura, aunque ya veremos luego que el suero Zmapp funciona bastante bien contra él.

¿De dónde viene el virus? Esta es una pregunta que tiene muchas respuestas, originalmente, parece ser, que el virus viene de murciélagos de la fruta, que son portadores pero no sufren las consecuencias, y de ciertos primates. El contagio al hombre se debe a que muchas tribus africanas tenían, entre su dieta diaria, a estos dos animales, de ahí el salto al ser humano. Pero, ¿quién fue el paciente cero?,¿dónde ocurrió todo?

A partir de este momento es donde la cosa se complica, es imposible hablar de los inicios del Ébola sin que sobrevuele la palabra conspiración. Según mis propias investigaciones, la utilización del Ébola como arma, o digamos mejor, la aparición oportuna del Ébola en los núcleos urbanos, empezó bastante antes de lo que pensamos y en unas situaciones políticas también muy propicias.

Era 1959, en el entonces llamado República Democrática del Congo-Kinsasa. Ese año se realizaron las primeras elecciones libres en el país, que hasta entonces había sido una colonia belga. Un año después, Patrice Lumumba, junto al Mouvement National Congolais, fue elegido primer ministro y Joseph Kasavubu, del partido ABAKO, fue nombrado presidente por el parlamento. Apenas tres días después el país era un caos. El gobierno belga quería seguir controlando la riqueza de las minas y por ello apoyó a gobernantes títeres de diferentes tribus. Lumumba solicitó ayuda a EEUU, lo ignoraron, pero los cuando los soviéticos acudieron al rescate EEUU empezó a mover ficha, recordemos que esto era en plena Guerra Fría. El 5 de septiembre de 1960, el primer ministros Lumumba, fue desposeído de su cargo por el presidente Kasavubu. Las Naciones Unidas enviaron tropas para recluir a Lumumba, el cual, fue fusilado el 17 de enero de 1961 con intervención directa de la CIA, y posteriormente quemado.

Tras 5 años de inestabilidad, Joseph-Désiré Mobutu, apoyado por la CIA, derrocó mediante un golpe de estado a Kasavubu, que había sido apoyado 1 año antes por ellos mismos. Mobutu se proclamó jefe de estado. El país gozó de cierta estabilidad mientras que los países ricos de occidente pudieran seguir exprimiendo sus minas. En 1971 renombró al país como República del Zaire.

Al enfriarse la Guerra Fría, EEUU, perdió interés en el entonces Zaire y dejó de ser su aliado, eso si, haciendo ventas de armamento a los contrarios a Mobutu. Justo en ese momento, a partir de 1976, cuando el Tratado de Lagos era un hecho, aparece oportunamente el Ébola por primera vez, en el Congo, una enfermedad que mata en 21 días y sin cura, ¿coincidencia?, podría ser, ¿oportuna?, 100%. Se dio en uno de los países más pobres del mundo que, a su vez, posee las minas más ricas de Coltan del mismo. Sin el Coltan no tendríamos ningún aparato tecnológico. Recordar que el Tratado de Lagos fue un intento de unificarse todos los países africanos para poner fin al desastre económico que impera en la zona, no tenía, ni tiene, ningún sentido que países que poseen las minas más ricas de diferentes minerales sean los más pobres, y a eso querían poner fin.

Volvamos al período actual. Ahora, en 2014, han aparecido brotes del virus en Guinea-Conakry, Liberia y Sierra Leona. El primero tiene unos grandes depósitos de oro y diamante y una cantidad de uranio tan bestial que ni si quiera han podido cuantificarla. El segundo es el puente por el pasa todo el tráfico de cocaína y diamantes hacia EEUU y Europa. Y el último es de sobra conocido por sus diamantes de sangre, pero existen depósitos de otros dos elementos que, hoy día, pueden valer más que los diamantes, bauxita, que es de donde se obtiene el aluminio, y el rutilo, imprescindible para la tecnología láser y la fabricación de titanio (todos materiales empleados en la guerra)

Uranio, dinero blanqueado y material. Conflictos abiertos entre Rusia, EEUU y ciertos países árabes. Se nos presenta, de nuevo, un contexto socio-político perfecto para que aparezca de nuevo en virus con un 90% de mortalidad. Vuelos “humanitarios” que vienen y van sin aduanas por las que pasar.

Pero bueno, partamos de la base que, efectivamente, son coincidencias. En es caso hay concretamente, dos movimientos que no entiendo. Documento Nº CA2741523A1 y vuelo MH17.
Empecemos por el primero, ese es el número de la patente que tiene EEUU del Ébola, otorgado en 2010. No es la misma variante del virus actual, recordemos que hay 5 variantes del Ébola, pero hay una pequeña cláusula en la patente donde indica que cualquier variante del virus presentado que tenga una similitud del 70% les pertenece a ellos también.

¿Cómo se patenta un virus? Muy fácil, sólo tienes que crearlo, algo que en el caso del Ébola es muy sencillo. Obviamente éste es un claro ejemplo de guerra abierta entre las potencias por dominar el armamento bioquímico y que mejor que probarlo, y además sacar beneficio, en donde siempre, en África.

Aclaremos lo del vuelo MH17. Es de sobra conocido por todos lo que ocurrió el pasado 17 de julio. Un avión de la compañía Malaysia Airlines fue derribado en Ucrania y hoy día sigue sin estar claro que ocurrió y quién lo llevó acabo. Se dice que fue derribado por un misil de mano, algo que es totalmente imposible, ya que no hay misil de mano que sea capaz de derribar a un avión que vuela a 10000 metros de altura, además se han visto fotos donde se puede observar que el fuselaje está acribillado a balazos con un calibre que tan sólo portan los cazas de combate.


Balazos en el fuselaje del MH17


¿Qué tiene que ver esto con el Ébola? Pues “casualidades” de la vida, entre los muchos pasajeros que iban en ese vuelo, había uno en concreto que estaba directamente relacionado con el Ébola, Glen Raymond Thomas, experto mundial de la OMS que se disponía a publicar en la revista Science un artículo donde denunciaba lo que estaba ocurriendo en el laboratorio militar que EEUU tenía en Kenema, Sierra Leona. En ese laboratorio se realizaban experimentos de ciertos virus sin el consentimiento de las personas, entraban sanos y salían con Ébola. 


Lista de pasajeros del vuelo MH17


Actualmente ese laboratorio ha sido desmantelado y abandonado sin dar explicaciones. Una gran coincidencia a la que hay que sumarle lo siguiente, cinco científicos, expertos en Ébola, que trabajaban en ese mismo laboratorio y, que se disponían a presentar otro artículo apoyando el de Glenn Thomas, mueren de Ébola en el mismo mes en el que el avión se estrella, y un sexto que formaba parte del equipo muere a los 45 años de una extraña hemorragia cerebral. Lo que más me escama de esta serie de acontecimientos, si es que hay algo que no lo haga, es que si uno intenta buscar las fechas de la muerte de estas personas, no las encontrará por ningún lado, pero se puede deducir que si el virus te mata en un dos semanas como máximo, todos, salvo el de la hemorragia cerebral, fueron infectados de Ébola entre el 18 y el 20 de julio, a la par que el MH17 fue derribado. Como podemos observar, otra vez la “oportunidad casualidad”.


Los cinco científicos infectados


Quiero dejar una cosa clara, no quiero decir con esto que EEUU vaya infectando a países según su antojo, pero si es cierto que existen multinacionales que tienen mucho más poder y recursos que algunos países, por muy potentes que éstos sean.

En cuanto a la situación actual, hay mucha gente que se pregunta qué hacen países ajenos al virus arriesgándose a una pandemia trayendo infectados dentro de sus fronteras. Las respuesta es la de siempre, dinero. En estos momentos el país que obtenga una vacuna universal ganará la carrera, recordemos que si hay sectores que generan cantidades ingente de millones de dólares son los laboratorios farmacéuticos, sólo hay que recordar el gasto que supuso hace unos años en España la vacuna contra la gripe, que nunca llegó, y que acabaría con nosotros, y ahora han demostrado que, esta vez, el virus si es real.

EEUU fue el primero en dar el paso con su suero Zmapp, parece ser bastante eficaz, por mucho que ellos digan que se encuentra en fase experimental, aunque si es cierto que el primer paciente de raza negra que se trató en EEUU falleció y como es sabido, hay ciertos medicamentos que no funcionan igual dependiendo de la raza del paciente, aunque no deja de ser “curioso” la rapidez que se dieron al crear un suero, supuestamente de la nada, para enviara a África, perdón, vender a África, mayoría de raza negra, y que el suero no llegue a funcionar bien en personas de esa raza, parece que alguien hizo los deberes bastante antes de que ocurriera nada.

En España se ha intentado y sea lo que sea que hayan hecho ha funcionado. Digo sea lo que sea porque nadie sabe cuál ha sido el tratamiento, primero se dijo que era un suero de una persona curada, luego se dijo que era un mix de antibióticos, se confirmó después que era el Zmapp, aunque supuestamente éste está agotado, y al final…nadie sabe que ha sido, bueno ellos si, pero no quieren decirlo.

La incógnita es Alemania, tenía tres pacientes, uno de ellos se sabe que falleció, y de los otros dos no se sabe nada. El hermetismo a lo que ocurre dentro del país es tal que incluso muchos habitantes ni siquiera saben que dentro de sus fronteras hay infectados de Ébola en “hospitales” preparados para ello.

Noruega también quiso sumarse a la carrera por la vacuna, aunque sinceramente, y en mi opinión, los únicos países que tienen los recursos económicos, la experiencia y la capacidad de conseguir la cura universal son EEUU y Alemania, no olvidemos que entre los dos se reparten la mayoría de los logros farmacéuticos del globo. A ver cuál de los dos se lleva el primer premio: Un suculento cheque de miles de millones de euros expedido por la Organización Mundial de la Salud y laboratorios privados.

Habrá quien tache todo este artículo de conspiranoico, de ver fantasma donde sólo hay sombras. Bueno, sólo decir que yo lo pretendía, mi objetivo era informarme del virus, de dónde viene, qué hace, por qué ahora, etc., y sin comérmelo ni bebérmelo me empecé a encontrar con una serie de datos que no es que no cuadren, es que encajan perfectamente. En la historia, cuando se estudia, con el tiempo uno se da cuenta de que cuando hay muchas casualidades juntas, son precisamente todo lo contrario.

Nos encontramos en un momento de Guerra Fría, pero no de los países que estáis pensando, bueno uno de ellos si, EEUU y Alemania. Sólo hay que ver la gran jugada política de Alemania en los últimos años con el tema de la crisis económica; crear una deuda bestial a cierto número de países para pasar de ser un país únicamente exportador, a funcionar a base de débito, el cuál es el pilar fundamental de la economía estadounidense. Es un juego por el poder en el que se involucran a terceros para que no se note o para sacar beneficio: un ex-boxeador campeón del mundo criado, educado y rico en Alemania se presenta a las elecciones ucranianas con promesas de países occidentales y se lía el follón en dos días, de un día para otro aparece una organización terrorista con armas de última tecnología, petrodólares sin límite y formados en occidente, para recordarnos que el peligro no entiende de fronteras, etc., pero bueno, ese es otro tema que ya se tratará más adelante.

Aunque hay algo que si he de mencionar porque lo llevo pensando mucho tiempo. Todos nos acordamos de la famosa predicción maya del fin del mundo de 2012, ¿verdad? “En diciembre de 2012 el mundo, tal y como lo conocemos, dejará de ser igual.” Yo no sé vosotros, pero a mi me parece que acertaron de pleno.